in

¿CÓMO LOGRAR LA ADAPTABILIDAD EN EL TRABAJO?

Primera parte

La resistencia al cambio es uno de los problemas más comunes en nuestra vida cotidiana.

Si bien a nivel personal este tema es un proceso complejo, en el plano laboral lo es aún más. Por lo que en este artículo te compartiremos algunos tips que pueden servirte para gestionar mejor tus actividades en tu ferretería.

Pensar Positivamente / Los cambios son para mejor

Sin darnos cuenta, a lo largo de nuestra vida han ocurrido un sinfín de cambios, y a todos ellos nos hemos podido adaptar, en algunas ocasiones rápido y otras no tanto, pero al final de cuentas siempre hemos lo hemos logrado.

Especialistas definen la adaptación como la disposición de una persona para acomodarse rápidamente a contextos dinámicos, y precisamente el ser optimistas puede ayudarnos más de lo que creemos, pues al tomar con buena actitud o a manera de reto, nos será mucho más fácil encontrar ese equilibrio.

Reconocer los cambios y los posibles miedos / Nada es para siempre

Uno de los principales tips de reconocidos expertos en la materia es que reconocer y aceptar el cambio siempre será el primer y más importante paso para controlarnos a nosotros mismos, es por esto que nuestro principal enemigo serán esos pensamientos catastróficos donde creemos que al final todo saldrá mal, pues ya no es nada similar a cuando teníamos el control.

Debemos entender que tener temores es una reacción natural, pero es precisamente ese el momento en el que más inteligentes debemos ser para vencer esa inseguridad que nos asecha.

A quién de nosotros no nos ha renunciado un gran empleado, ese que nunca quisimos que se fuera, pero por circunstancias que no podemos controlar, terminó sucediendo. Pensamos, ahora ¿quién me ayudará a vender más? ¿quién como él podrá tener el inventario controlado? ¿dónde conseguiré otro empleado que me brinde esa tranquilidad de que cuida de mi negocio? Todas esas preguntas son lo más normal, lo importante es saber identificar que esto es pasajero, que eventualmente y con ayuda de expertos si es que no dominamos el tema, podremos encontrar otro colaborador ejemplar o hasta uno que tenga muchos otros talentos adicionales.

Ser flexible / Nuestra capacidad de adaptación

De la misma manera de cómo las aves cambian su rumbo cuando una tormenta se avecina, nosotros también tenemos tener suficiente flexibilidad mental para reprogramar nuestras acciones y adaptarnos a las nuevas circunstancias. Entender que las reglas de juego ahora cambiaron siempre será la clave para aumentar nuestra capacidad de adaptación.

Primero debemos de analizar que sucedió, cuáles fueron los cambios que se dieron y cuáles serán las mejores decisiones que nos ayuden a modificar nuestra conducta para sobrellevar dicho cambio.

Hay personas que practican la meditación. Otros que, como decíamos en el primer punto, se llenan de optimismo y enfocan todas sus energías y concentración para vivir el presente y alcanzar la atención plena, concentrándose en todo momento en el “aquí y ahora”, es decir, viviendo plenamente el presente, para que la ansiedad de cosas que no han sucedido no nos invada la mente.

Los beneficios de la nueva situación / Permear que el cambio es bueno

Debemos aprender a observar con claridad el lado bueno de dicho cambio que estemos enfrentando. Es algo complejo, pero no imposible, basta con situarnos y analizar que cosas de las que nos preocupan realmente pueden llegar a suceder, no vale la pena estresarnos por nuestros miedos futuros.

Lo mejor siempre será enfocarnos en todo lo que vamos a aprender en esta nueva realidad, y aprovechar esas oportunidades que son vitales para nuestro crecimiento profesional y personal.

Uno de los problemas más complejos en las ferreterías es el surtido. Entendemos que habrá ocasiones donde nos haya tocado cambiar de proveedor o tenemos un nuevo sistema de inventarios al que ninguno de nuestros empleados está familiarizado. Este es un claro ejemplo donde nosotros, como líderes de nuestro negocio, debemos ser muy inteligentes y no caer en la desesperación y “contaminar” a nuestra platilla laboral.

Debemos “cambiarles el chip” y mostrarles las bondades del cambio. Por ejemplo, hacerles saber que el nuevo programa les ayudará a terminar más rápido y con menos errores sus tareas laborales o bien en el tema de proveeduría, aprovechar para conseguir mejores precios o productos con mejor catálogo y un surtido a tiempo.

Written by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Potencia tus ventas por Whatsapp Business

POR UN 2021 LLENO DE EXITOS